rumiantedecebo

 FICHEROS

PDFicon        Descargar información



Reglamento UE nº 68/2013.
Glosario de tratamientos. Punto 28



RUMIANTES. CRECIMIENTO Y CEBO. Objeto de la aplicación.

Debido a situaciones de estrés causados por el destete, el traslado a otras instalaciones, etc. entre los problemas más frecuentes de los rumiantes de cebo, nos encontramos con la demora con la que inician su alimentación en condiciones de ir consiguiendo los pesos de crecimiento deseados.

A su vez, tras el destete, el inicio de ingesta de forrajes y piensos, suele ser complicados ya que a los rumiantes en edades tempranas les genera trastornos digestivos.

Con la administración de PROBISAN en el crecimiento y cebo de estos animales se mejora y estabiliza su función ruminal, lo que contribuye a que episodios de origen digestivo, (timpanismos, acidosis, laminitis, etc.), no deriven a ser problemas graves, consiguiendo esta estabilidad digestiva incluso con la ingesta de piensos de alta carga energética.

Al aprovechar mejor los nutrientes, PROBISAN prepara al animal para que sea capaz de obtener crecimientos y cebos más rápidos e índices de conversión menores, además de obtener mejores y mayores canales.

Dosificación en terneros
– En la entrada de terneros pasteros se recomienda incorporar 3 kgs. por tonelada de pienso compuesto, durante un periodo medio de dos semanas.

– Seguidamente las dosis recomendadas  son de 1 kg. por tonelada de pienso compuesto hasta alcanzar el peso deseado.


Dosificación en vacas
– La dosificación para el vacuno adulto en cebo se mantiene en 1 kg./tm.


Dosificación en corderos y cabritos
– Para ovino y caprino la dosis es similar, 1 kg./tm de pienso compuesto.


Dosificación en ovejas y cabras
– Mantenemos la dosificación, 1 kg./tm de pienso compuesto.